LES DARRERES DECLARACIONS DE LA CONFERÈNCIA EPISCOPAL ESPANYOLA NO ENS HAN DE SORPRENDRE. L'ESGLÉSIA JA FA TEMPS QUE VA PRENDRE PARTIT !
11/02/2008


.../... Creo con toda sencillez que V.E. no ha contemplado que el nacionalismo del estado, a veces es más pernicioso, que el nacionalismo periférico. Y creo que se lo puedo decir más claramente, la existencia histórica de “nacionalismos periféricos” es debido exclusivamente al dominio y hegemonía del “nacionalismo de estado”

.../... Espero que con la aportación de mi criterio pueda la Iglesia en el futuro no ser un apéndice de los intereses terrenales del Estado, y alzar el pensamiento para la búsqueda de la paz auténtica, donde el dominio de nadie, no pueda suponer el sometimiento de ninguno.



TRANSCRIVIM LA CARTA QUE EN FRANCESC FERRER VA DIRIGIR A ROUCO VARELA L'ANY 2004.



Girona, 14 de marzo del 2004



Emmo. y Rvdmo. Sr. Cardenal Arzobispo Antonio Mª Rouco Varela
Madrid


Emmo. Señor,

Con todo respeto y con evidente interés en el bien eclesial, me atrevo a dirigirle esta carta para expresarle una preocupación que tengo desde hace bastante tiempo. En general es por el mal uso terminológico de la palabra nacionalismo y del patente sentido ideológico con que la Iglesia usa este término, seguramente por contaminación de los gobiernos del estado.

En primer lugar para mí la Iglesia no debe tener ningún vínculo doctrinal con el Estado, habida cuenta que su misión es estar al servicio de Jesucristo, a través de la verdad y la vida. Por este hecho, la Iglesia, en sus órganos más representativos, no debe mezclarse con los intereses políticos coyunturales y ha de estar al servicio en especial de la verdad.

He quedado sorprendido al leer la nota de la Conferencia Episcopal Española del día 11 de marzo pasado, cuando se afirma con rotundidad “La organización terrorista ETA ha perpretado hoy en Madrid el atentado más alevoso y sangriento...” ¿Cómo sabia la Iglesia que ETA había cometido un atentado?. ¿Es verdad que fue ETA?. También es cierto que de todos los obispos que han hecho notas solamente han hecho referencia a ETA, el de Córdoba, de Almería, de Vitoria, de Pamplona, de Cádiz, y de Huesca. Pero ello, no quita que es muy grave, que la Iglesia pueda condenar por anticipado a unas personas por la comisión de un delito sin haberse demostrado, ni juzgado.

Durante toda mi vida he actuado siempre sobre los principios doctrinales que aprendí en encíclicas como la Ecclessiam Suam o la Populorum Progressio o la Pacem in Terris. En todas ellas siempre creí entender que el dialogo era un pilar fundamental para la paz. Ahora la iglesia española ha rescindido este concepto. V.E. tiene toda la razón cuando afirma que no se puede considerar "un valor absoluto la independencia política del país Vasco”, pero también debería añadir que tampoco se puede considerar un valor absoluto la “unidad de la España actual”.Queda absolutamente claro que la Iglesia Española en este tema no es justa, ni busca la verdad.

Creo con toda sencillez que V.E. no ha contemplado que el nacionalismo del estado, a veces es más pernicioso, que el nacionalismo periférico. Y creo que se lo puedo decir más claramente, la existencia histórica de “nacionalismos periféricos” es debido exclusivamente al dominio y hegemonía del “nacionalismo de estado”. Ha pensado V.E. en quien intercede para que el Santo Padre no felicite las Pascuas en lengua catalana?. Y por ello creo que la Iglesia debería ser neutral. La verdad y la justicia exigen siempre un camino que sea equitativo.

Espero que con la aportación de mi criterio pueda la Iglesia en el futuro no ser un apéndice de los intereses terrenales del Estado, y alzar el pensamiento para la búsqueda de la paz auténtica, donde el dominio de nadie, no pueda suponer el sometimiento de ninguno.

En espera de sus amables noticias, afectuosamente le saluda,


Francesc Ferrer i Gironès



Aquesta notícia ha rebut 1056 visites.
<< Anterior   [Tornar a l'índex de notícies]   Següent >>